Novedades

EFIDE le brinda algunos sencillos tips (recomendaciones) para la gestión de su empresa o negocio.

Emplea el flujo de caja.

Emplea un cuadro de flujo de caja o flujo de efectivo para registrar tus ingresos de dinero y los pagos que realices, pero sobretodo úsalo para prever futuras necesidades de financiamiento.

Maneja tu flujo de caja –Tip 1.

Una manera de mejorar el flujo de caja es esperar para pagar las facturas de compra hasta su vencimiento final.

Maneja tu flujo de caja – Tip 2.

Así como esperar para pagar tus cuentas puede mejorar tu flujo de caja, recibir el dinero antes también ayuda en la financiación de tu empresa. Es decir, si el dinero de tus cuentas por cobrar llega más rápido, más pronto puedes utilizar ese dinero para atender más negocios en beneficio de tu empresa.

Maneja tu flujo de caja – Tip 3.

Si tienes disponibilidad de efectivo, entonces busca negociar con tus proveedores descuentos por pronto pago, si éstos son significativos te darán una mayor utilidad que depositarlo en Bancos o cancelar deudas.

Algunos sencillos consejos para tu empresa

La vida es como una empresa, si las ganancias son más que los costos habrá utilidad. Los costos son nuestras emociones y pensamientos negativos, y las ganancias, nuestros pensamientos y emociones positivas. Cómo incrementar sus utilidades de felicidad? ¿Está en positivo o está en rojo? Tip 1. Agradece a la vida todo lo bueno que tienes: Escribe en un papel 10 cosas que tienes en tu vida que te dan felicidad. Cuando hacemos una lista de gratitud nos obligamos a enfocarnos en cosas buenas. Tip 2: Sé asertivo: pide lo que quieras y di lo que piensas. Está demostrado que ser asertivo ayuda a mejorar tu autoestima. Ser dejado y aguantar en silencio todo lo que te digan y hagan, genera tristeza Tip 3: Enfrenta tus retos: No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Estudios demuestran que cuanto más postergas algo que sabes que tienes que hacer, más ansiedad y tensión generas. Escribe pequeñas listas semanales de tareas a cumplir y cúmplelas. Fuente: Tal Ben Shahar-Curso “Mayor felicidad”- Universidad de Harvard.

Antes de invertir, analiza tus alternativas.

Si se trata de una inversión para expandir tu negocio, tienes que evaluar los costos operativos y de financiamiento asociados a la ampliación así como la generación esperada de mayores ingresos, frente a continuar con el actual nivel de funcionamiento.

Planifica para crecer.

Es saludable tomar riesgos para crecer, pero hay que hacerlo con una planificación. Si bien un plan no te asegura el éxito, podrás reducir mucho la probabilidad de fracaso, si tomas en cuenta seriamente la información interna y externa relevante.

Antes de endeudarte, analiza tus alternativas Tip 1

Si necesitas financiamiento para tu negocio, antes de endeudarte, mira la liquidez estancada dentro de tu negocio. Revisa si tus cuentas por cobrar están al día, evalúa si tus inventarios no son obsoletos, determina si no tienes equipo subutilizado o en desuso.

Antes de endeudarte, analiza tus alternativas Tip 2

Si necesitas financiamiento para tu negocio y no cuentas con fuentes internas (ver tip anterior) tienes dos opciones: endeudarte o compartir el control de tu empresa. En la primera opción, pides un crédito a una entidad financiera que tendrás que devolver en un plazo más un monto de intereses. En la segunda opción pides dinero a los inversionistas que aportarán el capital necesario, pero podrías perder parte del control sobre tu empresa.